Laboral

rcr-16

La tramitación de la Ley de reformas urgentes del trabajo autónomo se está retrasando

En noviembre pasado el PP y Ciudadanos anunciaban ufanos que la primera ley que iba a ver la luz en esta legislatura sería la de reformas urgentes para los trabajadores autónomos. La proposición de ley, que se encargó de presentar la formación naranja daba cumplimiento al punto 31 del pacto de investidura entre C’s y el PP.
Además, ambas formaciones anunciaron igualmente entonces, nada más iniciarse la legislatura, que el Parlamento también daría inmediato cumplimiento al punto 32 de dicho pacto de investidura, en el que habían acordado crear una subcomisión en el Congreso de los Diputados para reformar el régimen especial de trabajadores por cuenta propia de la Seguridad Social (RETA).
Según lo hablado PP, Ciudadanos, las asociaciones de autónomos y el propio Ministerio de Empleo y Seguridad Social, la futura ley incluiría las medidas más urgentes de carácter administrativo y de coste menor, que no supusieran grandes inversiones de gasto público.
En concreto, la Ley de reformas urgentes del trabajo autónomo ampliaría la tarifa plana de cotización de 50 euros de seis meses a un año; permitiría que en los meses en los que se den de alta o baja coticen por los días efectivamente trabajados y podrían cambiar su base hasta cuatro veces en el año; modularía los recargos por retrasos en el pago de cuotas entre el 3% y el 20%; o clarificaría los gastos de estos profesionales que son deducibles fiscalmente y los que no.
Mientras que, por otra parte, en la subcomisión parlamentaria –que depende de la Comisión de Empleo– se abordaría una reforma en profundidad del sistema de cotización de los autónomos y otras cuestiones de mayor calado en materia de impuestos; sanciones por morosidad o ley de segunda oportunidad, entre otras. Ciudadanos logró sin problemas que la proposición fuera admitida a trámite sin problemas con los votos de PP, PSOE y Unidos Podemos, que, no obstante anunciaron que intentarían modificar sustancialmente en el trámite parlamentario la norma pactada por Albert Rivera y Mariano Rajoy.
Y en este punto de intentar modificar la norma, a través de la presentación de enmiendas, se está actualmente. Pero algunos empiezan a mostrar preocupación por los retrasos que se están produciendo en la tramitación de esta ley, ya que se ha aplazado en dos ocasiones el plazo de presentación de enmiendas, que termina, si no hubiera un nuevo retraso el próximo 28 de febrero.
Esta preocupación por los retrasos de la nueva ley quedó ayer patente en la reunión que mantuvieron el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, con máximos representantes de las principales asociaciones de trabajadores autónomos, Lorenzo Amor (ATA) y César Ramos (UPTA). De hecho, Rivera pidió directamente ayer al resto de los grupos parlamentarios “que no pongan trabas” y dejen de pedir prórrogas del plazo de enmiendas, para que esta norma vea la luz en primavera.
(Cinco Días, 24-02-2017)

rcr-10

La nómina de las pensiones aumenta un 3,03% en febrero y la pensión media se queda en 1.057 euros

La nómina mensual de las pensiones contributivas de la Seguridad Social alcanzó los 8.660,6 millones de euros el pasado 1 de febrero, lo que supone un aumento interanual del 3,03%, según los datos hechos públicos hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.
La pensión media de jubilación asciende a 1.057,08 euros, lo que representa un aumento del 2,07% respecto al año pasado, mientras que la pensión media, que comprende las distintas clases (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), es de 915,53 euros, lo que supone un aumento interanual del 1,95%.
El gasto global del conjunto de pensiones llegó a superar el 8% interanual en la antesala de la crisis (2008). Tras 14 meses subiendo a tasas interanuales inferiores al 3%, ya son diez los meses consecutivos en los que se ha vuelto a superar esta cifra. Sin embargo, la tasa de febrero cae levemente respecto a la de enero (3,03% frente a 3,15%).
La Seguridad Social paga un total de 9.459.746 pensiones contributivas, un 1,06% más que hace un año. Más de la mitad -5.786.315- son para pagar a los jubilados; 2.352.884 corresponden a viudedad; 941.503, a incapacidad permanente; 338.894, a orfandad y 40.150, a favor de familiares.
(Expansión, 24-02-2017)